El trabajo de la matrix

En un nivel mental, las personas están completamente condicionadas por su proceso de socialización.

Esto incluso si lo reflexionamos a un nivel sencillo, cuando alguien trata de empezar a desarrollar cierto nivel de clarividencia se da cuenta que todo lo que está viendo físicamente está sujeto a un proceso de interpretación.

Cuando uno escucha con absoluta atención lo que está oyendo desde fuera empieza a captar el tono vibratorio que tiene el sonido, la imagen, el discurso. Por eso decimos que algo nos resuena o nos rechina. Por que estamos con la atención puesta de un modo tan intenso, tan pleno que podemos legar a captar la facultad vibratoria que hay.

Todo es una cuestión de la atención. el sonambulismo del que hablamos es tener la atención distraida. Estar en un estado de mecanicidad perpetua en la cual no estoy atento a los estímulos que me conciernen. Ni siquiera atiendo a lo que estoy manifestando, a lo que estoy emitiendo y esa es, de alguna manera, la gran victoria del sistema de control.

El sistema de control  ha conseguido que las personas se desatiendan a sí mismas y que pongan toda su atención en auténticas memeces. Cuando tienes puesta tu atención en chorradas enormes es cuando está completamente manipulado. Toda tu energía está al servicio de algo que no eres tu y que además te quita el poder.

Recupera el poder. Recupera tu atención

Empieza con ejercicios sencillos. Atiende cosas básicas como las cosas que estás haciendo. Si estás comiendo come y saborea la comida. Cuando estés respirando hazlo profundamente. Cuando estés pensando pon el foco en lo que deseas discernir.

Cuando hables, toda tu atención tiene que estar centrada en lo que estás diciendo para tratar que todo el discurso sea lo más coherente posible. Debes intentar estar presente en todas las acciones que haces durante el día.

Precisamente la misión de la matrix es tenerte entretenido todo el día. Trabajando o ensimismado en distintas tareas que no te permitan hacer otra cosa que poner tu foco en intentar culminarlas.

No existe tiempo para la reflexión ni la introspección. Simplemente dedicas tu día a realizar distintos trabajo y cuando llega la hora de descansar, te ofrecen entretenimiento de distintos tipos para que tu mente permanezca ocupada en nimiedades.

Para conseguir liberarnos no queda otra que derribar el sistema. Eso empieza desde la educación, desde una nueva salud y desde ahí se pueden crear otras formas de organización fuera de la política que ahora mismo conocemos.

 

Si te gustó el artículo, compártelo. Por supuesto si quieres aportar información al respecto u opinar ¡¡no dudes en hacerlo con un comentario!!

Si lo encuentras interesante para alguien, ¡compártelo!

1 comentario en “Robert Martínez nos explica como salir del sonambulismo de la matrix”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba