cristales energéticos pleyadianos

Aumenta el flujo de información

Desde el final del año 2020, en la Tierra se han vertido niveles récord de altas vibraciones en la atmósfera planetaria que crea conciencia en toda la vida de este cosmos.

Ahora fluye mucha más información a través de nuestros ADN. Nuevos conocimientos sobre muchos temas empiezan a fluir a través de nuestro cuerpo de Luz.

Por eso, cada pocos días otra verdad trascendental llama nuestra atención.

Ahora los seres de la Tierra están despertando a una velocidad y números récord y a medida que aumenten los niveles de conciencia irá saliendo a la luz mucha más información sobre lo que ha sucedido en la historia del planeta.

Nuestros orígenes Atlantes

En la antigüedad disponíamos del conocimiento completo de la avanzada tecnología del cristal. Utilizamos estos componentes como poderosas herramientas para una curación completa, para la ascensión y la transformación.

Es momento de recordar este conocimiento avanzado y lo que ha sucedido para que volvamos a conectarnos con nuestro yo superior.

En los grandes cristales de la Atlántida está la verdadera historia pleyadiana.

¿Alguna vez te has preguntado por qué te atraen tanto los cristales de la Tierra?

Una parte de nosotros tiene una conexión muy íntima y profunda con ellos.

La conexión con los cristales de la Atlántida

Arcturianos, pleyadianos y la mayoría de semillas galácticas estelares tiene un recuerdo muy real, profundo y poderoso de eso tan dramático que ocurrió los últimos días de Atlantis.

La energía que dejó ese evento fue tan poderosa que, de hecho, en muchos de nosotros ha dejado grabado el impacto psíquico en nuestro propio ser.

Nuestro origen en la Atlántida

Tal vez recuerdes algunas de las siguientes cuestiones de los últimos días de la Atlántida.

  • Estabas trabajando en tu ascensión
  • Trabajaste en grandes templos y laboratorios como científico o sacerdote.
  • Trabajabas con alguien que ahora reconoces cercano a ti.
  • Trabajabas con la energía natural de la Tierra y con cristales muy grandes y hermosos.
  • Se produjo un desastre masivo y tu trabajo fue interrumpido justo antes de terminar.

 

Hace siglos, vivimos y caminamos entre los dioses de la Tierra en la brillante civilización de la Atlántida.

Vivíamos en perfección, paz y felicidad. Teníamos conocimientos avanzados en ciencia, tecnología, curación, espiritualidad y artes.

Nosotros somos los descendientes de los humanoides de Lira que vinieron a la Tierra hace millones de años.

Ellos fueron los pre-adamitas de la Tierra que formaron el planeta y sembraron la primera vida aquí

La isla de Poseida

La isla de Poseida estaba ubicada dentro de la primera ciudad de los cinco anillos de la Atlántida, en el océano atlántico frente a la costa este de América y cerca del continente europeo y norte de África.

En ese momento, la isla de Poseida era el complejo más poderoso de portales y vórtices del planeta.

Albergaba un grupo de templos de curación, de la regeneración y del conocimiento.

Fue también sede de la red global de energía cristalina.

América del norte, como muchos otros continentes, también estuvo ocupada durante cientos de miles de años hasta el gran diluvio que ocurrió allí hace unos 12000 años, por colonos atlantes, sembradores de cristales y mineros.

Los atlantes eran seres muy hermosos y altos, hoy los llamaríamos gigantes

Se han encontrado esqueletos en todo el país. Principalmente en el valle de Ohio. Los indios americanos son descendientes directos de estos seres estelares. Tienen en su sangre variaciones de ADN que no provienen de la Tierra.

Hallazgo de esqueletos humanos gigantes

Los cristales

Los principales cristales estaban alojados en magníficos templos, algunos construidos con mármol, otros con láminas cristalinas de berilo, corindón y diamante.

Los planes divinos para estos templos de luz fueron traídos desde la quinta dimensión por los pleyadianos y otras semillas estelares que colonizaron el planeta hace millones de años.

Como miembros de Atlanta mantuvimos los más altos estándares de la conciencia y pudimos vibrar con frecuencias muy altas del nivel de la luz y de la energía de la doceava dimensión.

Teníamos contacto telepático con nuestros avanzados hermanos de las dimensiones superiores de las Pléyades, Arcturus, Andrómeda y Sirius.

Los cristales eran espectaculares, de color violeta o rosa impregnado de oro, plata y con un peso de hasta quince toneladas.

Los trece cristales maestros que se colocaron alrededor de la isla tenían unos quince metros de altura, eran de diferentes colores y translúcidos.

Estos cristales alimentaban todos los aspectos de la civilización atlante, incluida la electricidad, las comunicaciones, las computadoras, las herramientas, los viajes, la curación y muchas otras tecnologías que aún no se han redescubierto hasta el día de hoy.

👉 ¿Quieres saber cómo podemos conectar con los Arcturianos?

Propiedades de los cristales

El cuarzo cristalino es multidimensional y cuando se mezcla con ciertas propiedades magnéticas crea en el espacio lo que llaman puertas estelares y agujeros de gusano.

La estructura cristalina está formada por una esencia de luz de una resonancia coherente de frecuencia multidimensional que existe en la materia y la antimateria del modelo divino original de toda la manifestación de la creación.

Esto conforma la composición matricial misma de cada plano de existencia, es la enzima traductora de la realidad y la fuente de vitalidad del pensamiento divino que forma al Cosmos mismo.

Todos los cristales están vivos en un sentido real y tienen autoconciencia. Cada uno de ellos tiene patrones únicos y específicos.

Ocultación de los cristales

Apenas unas semanas antes del gran desastre de Atlantis y de que la gran inundación golpeara la Tierra, los cristales maestros de Atlantis fueron colocados a millas por debajo del suelo de Arkansas y se bloquearon con un candado dimensional.

Siete de los increíbles cristales primarios y dos cristales secundarios, con la ayuda de Sirius-B, fueron trasladados por el sistema de transporte de los túneles subterráneos.

Otros tres cristales primarios se trasladaron a los campos de cristales atlantes de Arkansas.

Otros dos cristales primarios se trasladaron a las granjas subterráneas de cristales de Brasil en las regiones de Bahía y Minas Gerais.

Dos cristales secundarios de la isla se trasladaron a los sumideros de debajo del área de Tiahuanaco en Bolivia cerca del lago Titicaca.

Los tres cristales colocados en Arkansas están sintonizados con un sistema que incluye a los otros cinco cristales maestros colocados en Brasil hasta Bimini y los dos cristales arcturianos colocados bajo el lago Titicaca.

Los cristales colocados bajo tierra por los antiguos atlantes tienen un tamaño impresionante y una belleza estéticamente fascinante. Exudan una simetría perfecta y emiten una luz interior sublime.

Estos cristales resuenan en el nivel de la quinta dimensión  y de más allá, tienen más poder que cualquier objeto en la Tierra.

Los vórtices de energía

Las semillas estelares de la Tierra son conscientes de los poderosos vórtices de energía de curación ubicados en todo el mundo, que incluyen a Egipto, España, Méjico e Inglaterra.

La mayoría son conscientes del poderoso vórtice de energía en Sedona, Arizona, en las cercanías del monte Shasta y en Joshua Tree California.

Uno de los vórtices de energía más poderosos del mundo se encuentra en América del Norte, en las montañas de Arkansas.

Este vórtice es muy poderoso debido al gran depósito de cristales que está directamente debajo de sus líneas de intersección.

Estar dentro de uno de estos vórtices, aunque sea por poco tiempo, tiene un poderoso efecto curativo y transformador.

El vórtice de Arkansas

La veta de cuarzo intacta más grande del planeta se encuentra en las montañas de Arkansas.

Debajo de la superficie del centro de Arkansas hay enormes lechos de exquisitos cristales que son visualmente deslumbrantes en tamaño y belleza.

Algunos de los puntos de cuarzo miden más de 40 metros de largo y pesan hasta 100 toneladas.

Los túneles multidimensionales

En la principal isla atlante del Atlántico con el uso de la tecnología arcturiana se construyó un sistema global de túneles multidimensionales que se extendía desde la sede en Poseida a toda la Tierra.

Este sistema de túneles se utilizó principalmente para transportar enormes cristales del tamaño de medio campo de fútbol desde el lugar de la siembra y extracción de cristales hasta la isla principal.

Aún existe en el extremo occidental del depósito de cristales de Arkansas en la moderna Batesville una entrada física a estos túneles.

Si se baja por esta entrada y se camina lo suficiente se descubre que el túnel no tiene fin y que literalmente se puede caminar hasta el otro lado del mundo. También se encuentra conectado a lo que se llama Tierra interna o Agartha.

Cerca de la superficie de estas entradas puede ser posible encontrar cristales fusionados con oro y plata puros, diamantes y otros elementos exóticos de alta rotación que desafían las leyes de la física.

Otra de las entradas al interior de la Tierra se encuentra en Kentucky donde existe una cueva de mamut.

Todas las entradas al mundo de la tierra interna están ubicadas directamente en un lecho de semillas de cristal atlantes.

cueva de mamut en Arkansas
Cueva de mamut en Arkansas

 

Si te gustó el artículo, compártelo. Por supuesto si quieres aportar información al respecto u opinar ¡¡no dudes en hacerlo con un comentario!!

Si lo encuentras interesante para alguien, ¡compártelo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba