kybalion

Hermes Trismegisto y el Kybalion

Su nombre es de origen griego y significa "Hermes, el tres veces grande".  Su identidad se remonta al Egipto faraónico, mucho antes de Moisés.

De Hermes proceden las investigaciones numéricas y físicas de los pitagóricos. Por un lado dieron la matemática, la geometría y la música y por otro dieron una rama, llamada Hermética, que hablaba de la dualidad, la unidad o la "música celeste" que luego derivó en la astronomía de Leonardo Da Vinci o la física de Isaac Newton. La física moderna recurre a los postulados teóricos pre-socráticos, la mayoría de los cuales se originan en el saber egipcio.

La obra del Kybalion responde a un conjunto de enseñanzas elaboradas en Egipto y enriquecidas a lo largo del tiempo que habla de los principios de la verdad, que son siete.

1- El principio de Mentalismo

"El todo es Mente, el Universo es mental"

Todo el universo es una creación mental del Todo en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. La verdadera naturaleza de la fuerza, de la materia y la energía están subordinadas al dominio de la mente.

La energía mental se manifiesta en una escala infinita de vibraciones, de lo más denso a lo más sutil. Cuando creamos, la fuente de esa creación procede de nuestra mente. Si no surge esa idea o pensamiento, es imposible que podamos crear nada.

Por ello la Creación, el Universo, es mental porque procede de la mente del Todo y el Todo está en lo creado. De igual forma que el espíritu del creador de una escultura está en su obra.

👉 Esta creación mental en nuestro plano es conocida como la Matrix. Si quieres saber más sobre ella echa un vistazo a este post del comandante Zaphiel

2- El principio de correspondencia

"Como es arriba es abajo. Como es abajo, es arriba."

Existe una similitud o correspondencia entre los diferentes estados vibratorios del Universo. Lo similar se agrupa con lo familiar y esa ley se cumple porque existe una sintonización de la frecuencia vibratoria.

Por eso existe una sintonización de la frecuencia del ser humano con la naturaleza. De igual forma que la hay entre las estrellas, los planetas y sus satélites.

Al existir esa relación entre el mundo interno y el externo, cuando modificamos nuestro interior eso se refleja en el exterior y viceversa.

Por este mismo motivo, a través de la observación y sin disponer aún de las herramientas necesarias, los antiguos pudieron acceder al conocimiento de estrellas y planetas y elaborar los principios de la Astronomía. Pues conocían que si averiguaban el principio por el cual un hecho cósmico acontecía este se repetiría obedeciendo la ley de ese mismo principio.

La ley no sirve para un hecho concreto, si no que debe poder aplicarse siempre que se cumplan las mismas circunstancias. Esto es así tanto si observamos lo macro, lo más enorme como si observamos lo micro, lo más diminuto.

3- El principio de Vibración

"Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra."

Desde el Todo que es puro espíritu hasta la más diminuta forma de materia todo está en vibración. Cuanto más alta es más elevada es su posición en la escala. La vibración del espíritu es de una intensidad infinita, tanto es así que prácticamente podría considerarse que se encuentra en reposo.

Para comprender esto podemos poner como analogía el giro de una rueda. Si la hacemos girar lentamente observamos el giro pero si la hacemos girar a una velocidad alta ya no podemos discernir si está en movimiento o no lo está. Su velocidad es tal que nos provoca la sensación visual que los radios no se mueven.

También responde a esto la visualización del aura de las personas. Su color responde a la frecuencia de vibración de su ser. Tal es su vibración que provoca una luz, imperceptible al ojo humano, cuyo color refleja la intensidad con la que su alma vibra.

Por otro lado, en el otro extremo de la escala existen formas de materia tan densa y cuya vibración es tan débil que parece que también están en reposo (piedras y plantas).

Entre ambos extremos hay millones de grados de intensidad. Desde el electrón al átomo, desde la molécula al astro y los universos. Todo está en constante vibración.

Según la filosofía hermética, la comprensión de este principio de la vibración habilita al hermetista a controlar sus propias vibraciones mentales y la de los demás. Los maestros, incluso, pueden controlar los fenómenos naturales.

principio de vibración
A vibraciones altas, el objeto parece inmóvil

4- El principio de Polaridad

"Todo es doble, todo tiene dos polos, todo su par de puestos. Los semejantes y los antagónicos son lo mismo."

La tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza difiriendo sólo en grado. Los extremos se tocan, todo es y no es al mismo tiempo.

La oscuridad no es sino la ausencia de luz así como que el frío no es más que la ausencia de calor. Los opuestos no son en realidad sino los dos extremos de la misma cosa. Su diferencia consiste simplemente en diversos grados entre ambos.

Si nos posicionamos frente a este planteamiento, ¿cuál es la diferencia entre grande y pequeño? ¿duro y blando? ¿blanco y negro? todo dependerá exclusivamente de quien lo observe y aquello con que lo compare. Para calificar una cosa necesitamos de su opuesto como referencia para compararlo.

En el plano mental, sucede de la misma forma. El amor y el odio son dos estados mentales completamente distintos aparentemente. Sin embargo es posible transmutar las vibraciones de odio en amor y viceversa por medio de la voluntad.

El bien y el mal son los dos polos de una misma cosa.

El hermetista es capaz de transmutar uno en otro aplicando inteligentemente el principio de polaridad. Comprendiendo lo que sucede sin intentar cambiarlo directamente, lo que desembocaría en lucha y sin dejarse arrastrar por ello. Aguardando a que se equilibre la polaridad para a partir de ahí actuar con voluntad para llevarla de nuevo al extremo deseado.

5- El principio de Ritmo

"Todo se mueve como un péndulo. Todo fluye y refluye. Todo tiene sus períodos de avance y de retroceso"

Este principio está íntimamente ligado con el principio de polaridad descrito anteriormente. Hay siempre una acción y una reacción. Un avance y un retroceso. Una ascensión y un descenso.

Este principio rige para todo lo creado. Soles, mundos, animales, mente, energía. Rige también en los estados mentales del ser humano.

Los hermetistas creen que este principio es el más importante para los estados mentales y han creado un método para poder controlarlo. La ley mental de neutralización.

Ley mental de Neutralización

No es posible anular el principio o impedir que opere, pero los hermetistas han aprendido a eludir sus efectos hasta un cierto grado. Esto dependerá del dominio que se tenga sobre este principio.

Saben usarlo en vez de ser usados por éste. El maestro se visualiza a sí mismo en el punto de polaridad donde desea quedarse. De esta forma entiende cual es la oscilación que pretende arrastrarlo al otro polo y simplemente deja que pase, que no le afecte.

La muchedumbre normalmente se ve arrastrada en esa montaña rusa de emociones. Un día están tranquilos, al rato alterados. Un día están contentos y al rato disgustados. El maestro es capaz de posicionarse y no dejarse llevar por estas oscilaciones. De esta forma se alcanza la serenidad, que es la cualidad por la cual la persona es capaz de que nada altere su auténtica naturaleza, su ser.

pendulo
En la vida nos afecta un movimiento pendular que incide en nuestras emociones.

6- Ley de Causa y Efecto

Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa.

No existe la casualidad, la suerte o el azar. Empleamos estas palabras sólo para referirnos a causas desconocidas.

A través de este principio podemos comprender la relación que existe entre los sucesos que le ocurren a un individuo y sus acciones del pasado, sean de esta vida o de la anterior. La palabra "Karma" se refiere a aquella causa cuyo efecto aún no se ha manifestado, ya sea este positivo o negativo.

Todo lo que sucede en nuestras vidas tiene que ver con causas que nosotros mismos hemos puesto en movimiento en algún momento, de forma consciente o inconsciente. Somos nosotros mismos los que labramos nuestra vida.

La comprensión en profundidad de este principio nos permite encontrar la solución a muchos problemas de la vida al asumir la importancia de generar causas favorables de forma consciente para hacernos a su vez acreedores de sus efectos favorables.

Los maestros del Hermetismo en vez de ser ellos los jugadores o los autómatas movidos por ajenas voluntades utilizan el principio para regir en su propio plano. De esta manera aunque no puedan controlar lo que provenga de anteriores experiencias sí pueden hacerlo en lo que les acontece en el momento presente. De esta manera y obrando en consecuencia pueden atraer hacia sí los efectos deseados pues controlan la causa que los ocasiona. De alguna forma se convierte en la causa y no en el efecto.

7- El principio de generación

La generación existe por doquier. Todo tiene su masculino y su femenino

La generación se manifiesta en todo estando siempre en acción los principios masculino y femenino. Esto es verdad no sólo en el plano físico sino también en el mental y en el espiritual.

En el mundo físico este principio se manifiesta como sexo y en los planos superiores toma formas más elevadas pero el principio que subsiste es siempre el mismo.

Cada ser contiene en sí mismo los dos elementos de este principio.

En cada uno de los planos la energía femenina busca su unión con lo masculino. Lo masculino es lo creador y lo femenino lo concebidor.

El progreso espiritual también puede verse desde esta perspectiva. Así se crea la conciencia, a partir del choque entre la inercia y el poder de la voluntad, dirigida por una mente despierta.

👉En los animales y en los seres humanos los espermatozoides son atraídos por el óvulo y cuando uno de ellos consigue penetrarlo, sucede la vida.

👉A nivel físico la fuerza de atracción hace girar los electrones (negativo) alrededor del protón (positivo)

👉A nivel astronómico esto también sucede y los cuerpos celestes giran unos alrededor de otros sometidos también a este principio de atracción-repulsión.

ying-yang
El ying-yang representa en el Taoísmo la dualidad que se manifiesta en todo lo existente en el Universo

 

Si te gustó el artículo, compártelo. Por supuesto si quieres aportar información al respecto u opinar ¡¡no dudes en hacerlo con un comentario!!

Si lo encuentras interesante para alguien, ¡compártelo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba